Jruschov se convierte en primer ministro soviético

Jruschov se convierte en primer ministro soviético


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 27 de marzo de 1958, el primer secretario soviético Nikita Khrushchev reemplaza a Nicolay Bulganin como primer ministro soviético, convirtiéndose en el primer líder desde Joseph Stalin en ocupar simultáneamente los dos principales cargos de la URSS.

Khrushchev, nacido en una familia de campesinos ucranianos en 1894, trabajó como mecánico de minas antes de unirse al Partido Comunista Soviético en 1918. En 1929, fue a Moscú y ascendió constantemente en las filas del partido y en 1938 fue nombrado primer secretario del Partido Comunista de Ucrania. Partido. Se convirtió en un estrecho colaborador de Joseph Stalin, el líder autoritario de la Unión Soviética desde 1924. En 1953, Stalin murió y Jruschov luchó con el sucesor elegido de Stalin, Georgy Malenkov, por el puesto de primer secretario del Partido Comunista. Jruschov ganó la lucha por el poder y Malenkov fue nombrado primer ministro, un puesto más ceremonial. En 1955, Malenkov fue reemplazado por Bulganin, el candidato elegido por Jruschov.

En 1956, Jruschov denunció a Stalin y sus políticas totalitarias en el XX Congreso del Partido, lo que provocó un "deshielo" en la URSS que vio la liberación de millones de presos políticos. Casi de inmediato, la nueva atmósfera de libertad condujo a levantamientos antisoviéticos en Polonia y Hungría. Jruschov voló a Polonia y negoció una solución diplomática, pero la rebelión húngara fue aplastada por las tropas y los tanques del Pacto de Varsovia.

Algunos partidarios del Partido Comunista se opusieron al programa de desestalinización de Jruschov, y en junio de 1957 estuvo a punto de ser destituido de su puesto de primer secretario. Después de una breve lucha, consiguió la destitución de Malenkov y los demás miembros de alto rango del partido que se le habían opuesto y en 1958 se preparó para asumir el cargo de primer ministro. El 27 de marzo de 1958, el Soviet Supremo, la legislatura soviética, votó por unanimidad para nombrar al primer secretario Khrushchev también primer ministro soviético, reconociéndolo formalmente como el líder indiscutible de la URSS.

En asuntos exteriores, la política declarada del primer ministro Khrushchev fue la de "coexistencia pacífica" con Occidente. Dijo, "ofrecemos a los países capitalistas una competencia pacífica" y le dio a la Unión Soviética una ventaja temprana en la carrera espacial al lanzar los primeros satélites y cosmonautas soviéticos. Una visita a los Estados Unidos de Jruschov en 1959 fue aclamada como un nuevo récord en las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, pero las relaciones entre las superpotencias alcanzarían nuevos mínimos peligrosos a principios de la década de 1960.

En 1960, Jruschov abandonó una cumbre de cuatro potencias largamente esperada sobre el asunto del U-2, y en 1961 autorizó la construcción del Muro de Berlín como una solución drástica a la cuestión de Alemania Oriental. Luego, en octubre de 1962, Estados Unidos y la URSS estuvieron cerca de una guerra nuclear por la colocación de misiles nucleares por parte de la URSS en Cuba. Después de 13 tensos días, la crisis de los misiles cubanos llegó a su fin cuando Jruschov acordó retirar las armas ofensivas a cambio de una promesa secreta de Estados Unidos de no invadir Cuba.

La humillante resolución de la crisis de los misiles cubanos, una crisis agrícola en el país y el deterioro de las relaciones soviético-chinas por las políticas moderadas de Jruschov llevaron a una creciente oposición a Jruschov en las filas del partido. El 14 de octubre de 1964, Leonid Brezhnev, protegido y diputado de Khrushchev, organizó un golpe de Estado exitoso contra él, y Khrushchev renunció abruptamente como primer secretario y primer ministro. Se retiró a la oscuridad en las afueras de Moscú y vivió allí hasta su muerte en 1971.

LEER MÁS: El colapso de la Unión Soviética


Premier de la Unión Soviética

los Premier de la Unión Soviética (Ruso: Глава Правительства СССР) era el jefe de gobierno de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). La oficina tuvo cuatro nombres diferentes a lo largo de su existencia: Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (1923–1946), Presidente del Consejo de Ministros (1946–1991), Primer ministro de la Unión Soviética (Enero - agosto de 1991) y Presidente del Comité de Gestión Operativa de la Economía Soviética (Agosto-diciembre de 1991). Mucho antes de 1991, la mayoría de las fuentes no soviéticas se referían al puesto como "Primer Ministro" o "Primer Ministro".

Doce personas ocuparon el cargo. De estos dos murieron en el cargo por causas naturales (Vladimir Lenin y Joseph Stalin), tres dimitieron - Alexei Kosygin, Nikolai Tikhonov e Ivan Silayev - y tres fueron simultáneamente líder del partido y jefe de gobierno (Lenin, Stalin y Nikita Khrushchev). Según este relato, Ivan Silayev pasó el tiempo más breve en el cargo con 119 días. Con más de 16 años, Kosygin pasó más tiempo en el cargo.


Contenido

El deshielo de Jruschov tuvo su origen en la lucha por el poder oculta entre los lugartenientes de Stalin. [1] Varios líderes importantes entre los comandantes del Ejército Rojo, como el mariscal Georgy Zhukov y sus oficiales leales, tenían serias tensiones con el servicio secreto de Stalin. [1] [10] En la superficie, el Ejército Rojo y el liderazgo soviético parecían unidos después de su victoria en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, las ambiciones ocultas de las personas más importantes en torno a Stalin, así como las propias sospechas de Stalin, habían llevado a Jrushchov a que solo podía confiar en aquellos pocos que permanecerían con él durante toda la lucha por el poder político. [10] [11] Esa lucha por el poder fue preparada subrepticiamente por Jruschov mientras Stalin estaba vivo, [1] [10] y salió a la superficie después de la muerte de Stalin en marzo de 1953. [10] Para entonces, el pueblo de Jruschov estaba plantado en todas partes en el Jerarquía soviética, que permitió a Jruschov ejecutar o eliminar a sus principales oponentes, y luego introducir algunos cambios en la rígida ideología y jerarquía soviéticas. [1]

El liderazgo de Stalin había llegado a nuevos extremos en el gobierno de la gente en todos los niveles, [12] como las deportaciones de nacionalidades, el caso de Leningrado, el complot de los médicos y las críticas oficiales a escritores y otros intelectuales. Al mismo tiempo, millones de soldados y oficiales habían visto Europa después de la Segunda Guerra Mundial y se habían dado cuenta de las diferentes formas de vida que existían fuera de la Unión Soviética. Por orden de Stalin, muchos fueron arrestados y castigados nuevamente, [12] incluidos los ataques contra el popular mariscal Georgy Zhukov y otros generales de alto rango, que habían excedido los límites para tomar trofeos cuando saquearon la nación derrotada de Alemania. El botín fue confiscado por el aparato de seguridad de Stalin, y el mariscal Zhukov fue degradado, humillado y exiliado; se convirtió en un acérrimo antiestalinista. [13] Zhukov esperó hasta la muerte de Stalin, lo que permitió a Jruschov traer de vuelta a Zhukov para una nueva batalla política. [1] [14]

La unión temporal entre Nikita Khrushchev y el mariscal Georgy Zhukov se basó en sus antecedentes, intereses y debilidades similares: [1] ambos eran campesinos, ambos ambiciosos, ambos fueron abusados ​​por Stalin, ambos temían a los estalinistas y ambos querían cambiar estas cosas . Jruschov y Zhukov se necesitaban mutuamente para eliminar a sus enemigos mutuos en la élite política soviética. [14] [15]

En 1953, Zhukov ayudó a Jrushchov a eliminar a Lavrenty Beria, [1] entonces primer viceprimer ministro, que fue ejecutado de inmediato en Moscú, así como a varias otras figuras del círculo de Stalin. Pronto, Jruschov ordenó la liberación de millones de prisioneros políticos de los campos de Gulag. Bajo el gobierno de Jruschov, el número de prisioneros en la Unión Soviética se redujo, según algunos escritores, de 13 millones a 5 millones de personas. [12]

Kruschev también promovió y preparó a Leonid Brezhnev, [14] a quien trajo al Kremlin y presentó a Stalin en 1952. [1] Luego, Kruschev promovió a Brezhnev a Presidium (Politburó) y lo nombró Jefe de la Dirección Política del Ejército Rojo y la Armada. , y lo trasladó a varias otras posiciones poderosas. Brezhnev, a cambio, ayudó a Kruschev al inclinar el equilibrio de poder durante varias confrontaciones críticas con los conservadores de línea dura, incluida la expulsión de los pro-estalinistas encabezados por Molotov y Malenkov. [14] [16]

Jruschov denunció a Stalin en su discurso Sobre el culto a la personalidad y sus consecuencias, pronunciado en la sesión a puerta cerrada del XX Congreso del Partido, a puerta cerrada, después de la medianoche del 25 de febrero de 1956. [17] En este discurso, Jruschov describió el daño causado por el culto a la personalidad de Joseph Stalin y las represiones, conocidas como la Gran Purga que mató a millones y traumatizó a muchas personas en la Unión Soviética. [18] Después de pronunciar el discurso, se difundió oficialmente en una forma más breve entre los miembros del Partido Comunista Soviético en toda la URSS a partir del 5 de marzo de 1956. [1] Luego, Jruschov inició una ola de rehabilitaciones que restauró oficialmente la reputación de muchos millones de víctimas inocentes, que fueron asesinadas o encarceladas en la Gran Purga bajo Stalin. [17] Además, se tomaron medidas tentativas a través de canales oficiales y no oficiales para relajar las restricciones a la libertad de expresión que se habían suspendido del gobierno de Stalin. [1]

El discurso de Khrushchev de 1956 fue el esfuerzo más fuerte jamás realizado en la URSS para lograr un cambio político, [1] en ese momento, después de varias décadas de temor al gobierno de Stalin, que se cobró innumerables vidas inocentes. [19] El discurso de Khrushchev se publicó internacionalmente en unos pocos meses, [1] y sus iniciativas para abrir y liberalizar la URSS habían sorprendido al mundo. El discurso de Jrushchov había enfurecido a muchos de sus poderosos enemigos, provocando así otra ronda de despiadada lucha por el poder dentro del Partido Comunista Soviético.

Revuelta georgiana editar

La denuncia de Jruschov de Stalin fue un shock para el pueblo soviético. Muchos en Georgia, la patria de Stalin, especialmente la generación joven, alimentados con panegíricos y elogios permanentes del "genio" de Stalin, lo percibieron como un insulto nacional. En marzo de 1956, una serie de manifestaciones espontáneas para conmemorar el tercer aniversario de la muerte de Stalin se convirtió rápidamente en una manifestación masiva incontrolable y aparecieron demandas políticas como el cambio del gobierno central en Moscú y los llamados a la independencia de Georgia de la Unión Soviética. [20] que condujo a la intervención del ejército soviético y al derramamiento de sangre en las calles de Tbilisi. [21]

Revoluciones polaca y húngara de 1956 Editar

El primer gran fracaso internacional de la política de Jruschov se produjo entre octubre y noviembre de 1956.

La Revolución Húngara de 1956 fue reprimida por una invasión masiva de tanques soviéticos y tropas del Ejército Rojo en Budapest. La lucha callejera contra el Ejército Rojo invasor causó miles de bajas entre los civiles y las milicias húngaras, así como cientos de militares soviéticos muertos. El ataque del Ejército Rojo soviético también provocó una emigración masiva de Hungría, ya que cientos de miles de húngaros habían huido como refugiados. [22]

Al mismo tiempo, el octubre polaco emergió como el clímax político y social en Polonia. Tales cambios democráticos en la vida interna de Polonia también se percibieron con miedo e ira en Moscú, donde los gobernantes no querían perder el control, temiendo la amenaza política a la seguridad y el poder soviéticos en Europa del Este. [23]

Conspiración de 1957 contra Jruschov Editar

Una facción del partido comunista soviético se enfureció por el discurso de Jruschov en 1956 y rechazó la desestalinización y liberalización de la sociedad soviética por Jrushchov. Un año después del discurso secreto de Khrushchev, los estalinistas intentaron expulsar a Khrushchev de la posición de liderazgo en el Partido Comunista Soviético. [1]

Los enemigos de Khrushchev lo consideraban hipócrita y también ideológicamente equivocado, dada la participación de Khrushchev en las Grandes Purgas de Stalin y otros eventos similares como uno de los favoritos de Stalin. Creían que la política de coexistencia pacífica de Jruschov dejaría a la Unión Soviética abierta a los ataques. Vyacheslav Molotov, Lazar Kaganovich, Georgy Malenkov y Dmitri Shepilov, [17] que se unieron en el último minuto después de que Kaganovich lo convenció de que el grupo tenía mayoría, intentó deponer a Jruschov como Primer Secretario del Partido en mayo de 1957. [1]

Sin embargo, Jruschov había vuelto a utilizar al mariscal Georgy Zhukov. Khrushchev fue salvado por varias apariciones fuertes en su apoyo, especialmente poderoso fue el apoyo tanto de Zhukov como de Mikoyan. [24] En la sesión extraordinaria del Comité Central celebrada a finales de junio de 1957, Jruschov calificó a sus oponentes de Grupo Antipartido [17] y ganó una votación que reafirmó su posición como Primer Secretario. [1] Luego expulsó a Molotov, Kaganovich y Malenkov del Secretariado y finalmente del propio Partido Comunista.

Economía y tensiones políticas Editar

Los intentos de Jruschov de reformar la infraestructura industrial soviética lo llevaron a enfrentamientos con profesionales en la mayoría de las ramas de la economía soviética. Su reforma de la organización administrativa le causó más problemas. En un movimiento políticamente motivado para debilitar la burocracia estatal central en 1957, Jruschov reemplazó los ministerios de industria en Moscú con Consejos regionales de Economía Popular, sovnarkhozes, causándose muchos nuevos enemigos entre las filas del gobierno soviético. [24]

El poder de Jruschov, aunque indiscutible, nunca había sido comparable al de Stalin y, finalmente, comenzó a desvanecerse. Muchos de los nuevos funcionarios que ingresaron en la jerarquía soviética, como Mikhail Gorbachev, eran pensadores más jóvenes, mejor educados y más independientes. [25]

En 1956, Jruschov introdujo el concepto de salario mínimo. La idea fue recibida con muchas críticas por los comunistas de línea dura, que afirmaron que el salario mínimo era tan pequeño, que la mayoría de la gente todavía estaba mal pagada en realidad. El siguiente paso fue una reforma financiera contemplada. Sin embargo, Jruschov no llegó a una reforma monetaria real, cuando ordenó la sustitución de los viejos retratos de Stalin con dinero, e hizo una simple redenominación del rublo 10: 1 en 1961.

En 1961, Jruschov finalizó su batalla contra Stalin: el cuerpo del dictador fue retirado del mausoleo de Lenin en la Plaza Roja y luego enterrado fuera de los muros del Kremlin. [1] [10] [14] [24] [26] La remoción del cuerpo de Stalin del Mausoleo de Lenin fue posiblemente uno de los movimientos más provocativos realizados por Jruschov durante el Deshielo. La eliminación del cuerpo de Stalin consolidó a los pro-estalinistas contra Jruschov, [1] [14] y alienó incluso a sus leales aprendices, como Leonid Brezhnev. [ cita necesaria ]

Después de principios de la década de 1950, la sociedad soviética disfrutó de una serie de eventos culturales y deportivos y entretenimiento de una escala sin precedentes, como la primera Spartakiad, así como varias comedias cinematográficas innovadoras, como Noche de carnavaly varios festivales de música popular. A algunos músicos clásicos, cineastas y estrellas del ballet se les permitió hacer apariciones fuera de la Unión Soviética para representar mejor su cultura y sociedad ante el mundo. [17]

En 1956, se logró un acuerdo entre los gobiernos soviético y estadounidense para reanudar la publicación y distribución en la Unión Soviética de la revista producida en Estados Unidos. Amerika, y para lanzar su contraparte, el URSS revista en los Estados Unidos. [27]

En el verano de 1956, pocos meses después del discurso secreto de Jrushchov, Moscú se convirtió en el centro de la primera Espartaquia de los pueblos de la URSS. El evento se hizo pomposo al estilo soviético: Moscú acogió a grandes equipos deportivos y grupos de aficionados con trajes nacionales que venían de todas las repúblicas de la Unión. Jruschov usó el evento para acentuar sus nuevos objetivos políticos y sociales, y para mostrarse como un nuevo líder que era completamente diferente a Stalin. [1] [14]

En julio de 1957 se celebró en Moscú el VI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. Fue el primer Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en la Unión Soviética, que por primera vez abría sus puertas al mundo. El festival atrajo a 34.000 personas de 130 países. [28]

En 1958, se celebró en Moscú el primer Concurso Internacional Tchaikovsky. El ganador fue el pianista estadounidense Van Cliburn, quien ofreció sensacionales interpretaciones de música rusa. Jruschov aprobó personalmente otorgar el máximo premio al músico estadounidense. [1]

El deshielo de Jruschov abrió la sociedad soviética a un grado que permitió algunas películas, libros, arte y música extranjeros. Algunos escritores y compositores previamente prohibidos, como Anna Akhmatova y Mikhail Zoshchenko, entre otros, volvieron a la vida pública, ya que las políticas oficiales de censura soviéticas habían cambiado. Los libros de algunos autores reconocidos internacionalmente, como Ernest Hemingway, se publicaron en millones de copias para satisfacer el interés de los lectores de la URSS.

En 1962, Jruschov aprobó personalmente la publicación de la historia de Aleksandr Solzhenitsyn. Un día en la vida de Ivan Denisovich, que se convirtió en una sensación e hizo historia como la primera publicación sin censura sobre los campos de trabajo de Gulag. [1]

Todavía había mucha agitación contra la religión que se había detenido temporalmente durante el esfuerzo de guerra y los años posteriores hacia el final del gobierno de Stalin. [ cita necesaria ]

La era del Deshielo Cultural terminó en diciembre de 1962 después del Asunto Manege.

Música Editar

La censura de las artes se relajó en toda la Unión Soviética. Durante este tiempo de liberalización, los compositores, intérpretes y oyentes de música rusos experimentaron una nueva apertura en la expresión musical que condujo a la fundación de una escena musical no oficial desde mediados de la década de 1950 hasta la de 1970. [29]

A pesar de estas reformas liberalizadoras en la música, muchos argumentan que la legislación de las artes de Jruschov se basó, no lo suficiente en la libertad de expresión del pueblo soviético per se, y demasiado en sus propios gustos personales. Tras el surgimiento de alguna música de vanguardia no convencional como resultado de sus reformas, el 8 de marzo de 1963, Jruschov pronunció un discurso que comenzó a revertir algunas de sus reformas de desestalinización, en el que afirmó: "Rechazamos rotundamente esta cacofonía música. Nuestra gente no puede usar esta basura como una herramienta para su ideología ". y "la sociedad tiene derecho a condenar las obras que sean contrarias a los intereses del pueblo". [30] Aunque el deshielo se consideró una época de apertura y liberalización, Jruschov continuó imponiendo restricciones a estas libertades recién descubiertas.

No obstante, a pesar de la inconsistente liberalización de la expresión musical de Jrushchov, sus discursos no eran tanto "restricciones" como "exhortaciones". [30] A los artistas, y especialmente a los músicos, se les proporcionó acceso a recursos que habían sido previamente censurados o totalmente inaccesibles antes de las reformas de Jruschov. Los compositores de esta época, por ejemplo, pudieron acceder a partituras de compositores como Arnold Schoenberg y Pierre Boulez, inspirándose e imitando partituras musicales previamente ocultas. [31]

A medida que los compositores soviéticos obtuvieron acceso a nuevas partituras y se les dio una muestra de libertad de expresión a fines de la década de 1950, comenzaron a surgir dos grupos separados. Un grupo escribió música predominantemente "oficial" que fue "sancionada, alimentada y apoyada por la Unión de Compositores". El segundo grupo escribió música "no oficial", "izquierda", "vanguardista" o "underground", marcada por un estado general de oposición contra la Unión Soviética. Aunque se considera que ambos grupos son interdependientes, muchos consideran que la escena musical no oficial es más independiente y políticamente influyente que la primera en el contexto del Deshielo. [32]

La música no oficial que surgió durante el Deshielo estuvo marcada por el intento, exitoso o infructuoso, de reinterpretar y revitalizar la "batalla de forma y contenido" de la música clásica de la época. [29] Aunque el término "no oficial" implica un nivel de ilegalidad involucrado en la producción de esta música, los compositores, intérpretes y oyentes de música "no oficial" realmente utilizaron medios de producción "oficiales". Más bien, la música se consideró no oficial dentro de un contexto que contrarrestaba, contradecía y redefinía los requisitos del realismo socialista desde dentro de sus medios y espacios oficiales. [29]

La música no oficial surgió en dos fases distintas. La primera fase de la música no oficial estuvo marcada por actuaciones de piezas "escapistas". Desde la perspectiva de un compositor, estas obras eran escapistas en el sentido de que su sonido y estructura se apartaban de las exigencias del realismo socialista. Además, las piezas desarrolladas durante esta fase de la música no oficial permitieron a los oyentes la capacidad de escapar de los sonidos familiares que los funcionarios soviéticos sancionaban oficialmente. [29] La segunda fase de la música no oficial surgió a finales de la década de 1960, cuando las tramas de la música se hicieron más evidentes y los compositores escribieron en un estilo más mimético, escribiendo en contraste con sus composiciones anteriores de la primera fase. [29]

A lo largo del musical Thaw, la generación de "jóvenes compositores" que habían madurado sus gustos musicales con un acceso más amplio a la música que previamente había sido censurada fue el foco principal de la escena musical no oficial. The Thaw les dio a estos compositores la libertad de acceder a viejas y nuevas partituras, especialmente aquellas originadas en la vanguardia occidental. [29] Durante finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, jóvenes compositores como Andrei Volkonsky y Edison Denisov, entre otros, desarrollaron prácticas musicales abstractas que crearon sonidos que eran nuevos para el oído del oyente común. La música realista socialista era considerada "aburrida", y los conciertos no oficiales que presentaban los jóvenes compositores permitían a los oyentes "un medio para eludir, reinterpretar y socavar los códigos estéticos dominantes del realista socialista". [31]

A pesar de la naturaleza aparentemente rebelde de la música no oficial del Deshielo, los historiadores debaten si la música no oficial que surgió durante este tiempo debe considerarse realmente como una resistencia al sistema soviético. Mientras que varios participantes en conciertos no oficiales "afirmaron que eran una actividad liberadora, connotando resistencia, oposición o protesta de algún tipo", [29] algunos críticos afirman que en lugar de tomar un papel activo en la oposición al poder soviético, los compositores de la música simplemente "se retiró" de las demandas de la música realista socialista y optó por ignorar las normas del sistema. [29] Aunque los occidentales tienden a clasificar a los compositores no oficiales como "disidentes" contra el sistema soviético, muchos de estos compositores temían tomar medidas contra el sistema por temor a que pudiera tener un impacto negativo en su avance profesional. [29] Muchos compositores favorecieron un método menos directo, pero significativo, de oponerse al sistema debido a su falta de conformidad musical.

Independientemente de las intenciones de los compositores, el efecto de su música en el público de la Unión Soviética y del extranjero "ayudó al público a imaginar posibilidades alternativas a las sugeridas por las autoridades soviéticas, principalmente a través de los ubicuos tropos estilísticos del realismo socialista". [29] Aunque la música de la generación más joven de compositores soviéticos no oficiales experimentó poco éxito generalizado en Occidente, su éxito dentro de la Unión Soviética fue evidente durante el Deshielo (Schwarz 423). Incluso después de la caída del poder de Khrushchev en octubre de 1964, las libertades que los compositores, intérpretes y oyentes sintieron a través de conciertos no oficiales duraron hasta la década de 1970. [29]

Sin embargo, a pesar del poderoso papel que jugó la música no oficial en la Unión Soviética durante el Deshielo, gran parte de la música que se compuso durante ese tiempo continuó bajo control. Como resultado de esto, gran parte de esta música no oficial permanece indocumentada. En consecuencia, gran parte de lo que sabemos ahora sobre la música no oficial en el Deshielo solo puede obtenerse a través de entrevistas con los compositores, intérpretes y oyentes que presenciaron la escena musical no oficial durante el Deshielo. [29]

La muerte de Stalin en 1953 y el vigésimo congreso del PCUS de febrero de 1956 tuvieron un gran impacto en toda Europa del Este. Los deshielos literarios en realidad precedieron al congreso en Hungría, Polonia, Bulgaria y la RDA y luego florecieron brevemente en Checoslovaquia y en la China del presidente Mao. Con la excepción de la archiestalinista y antititoísta Albania, Rumania fue el único país donde los intelectuales evitaron un choque abierto con el régimen, influenciado en parte por la falta de una revuelta anterior en la Rumanía de la posguerra que hubiera obligado al régimen a tomar decisiones. concesiones. [33]


27 de marzo de 1958 & # 8211 Nikita Khrushchev se convierte en primer ministro de la Unión Soviética

Cuatro décadas después de unirse al Partido Comunista a la edad de 24 años, Nikita Khrushchev ascendió al cargo más alto de la Unión Soviética el 27 de marzo de 1958. Un líder de habla dura y decidido a brindarle a su país el respeto que creía que se merecía como superpotencia, el ex mecánico de Kalinovka presidió algunos de los eventos más difíciles de toda la Guerra Fría durante sus seis años en el cargo.

Nacido en una familia de campesinos que vivía cerca de la frontera moderna con Ucrania, Jruschov ganó un aprecio por el valor de un duro día de trabajo & # 8212 incluso cuando era niño, se esperaba que contribuyera a los ingresos familiares, a menudo trabajando como asistente de los trabajadores metalúrgicos del pueblo. Incluso entonces, los Jruschov sufrieron una inmensa pobreza, de modo que el futuro líder soviético recibió solo cuatro años de educación formal.

A mediados de su adolescencia, cuando su familia se trasladó a 375 millas al sureste de la ciudad minera de Yuzovka, Jruschov se involucró en la política casi de inmediato. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial en Europa durante 1914, había fomentado la propagación del comunismo organizando huelgas para mejorar las condiciones de trabajo y, como mínimo, organizando lecturas públicas para el periódico del Partido, Pravda.

Después de la Revolución de Octubre de 1917, Jruschov se vio envuelto en combate durante la Guerra Civil Rusa que siguió. Trabajando como comisario político en el Ejército Rojo de los bolcheviques, demostró su lealtad a la plataforma comunista una y otra vez & # 8212 yendo tan lejos como para que el ataúd de su primera esposa fuera levantado sobre una cerca para ser enterrado en lugar de atravesarlo. una iglesia local.

A finales de 1925, Jruschov finalmente recibió el nombramiento que cambiaría su vida: sería delegado al XIV Congreso del Partido Comunista de la República Socialista Soviética Unida durante las dos últimas semanas del año. En menos de una década, Jruschov se abrió camino en la escalera, ascendiendo rápidamente de lugarteniente local a jefe del Partido Comunista en Moscú y miembro del Comité Central en 1934.

Ahora que forma parte del círculo íntimo de Joseph Stalin, Jruschov fue testigo de primera mano de la dureza del dictador. Con cada año sucesivo de la Gran Purga, el intento de Stalin de eliminar la oposición dentro del Partido, Jruschov se volvió más incómodo. Habiéndose visto obligado a declarar a muchos de sus amigos enemigos del pueblo, se preguntó cuándo podría caer sobre él el hacha.

Llamado a la acción durante la Segunda Guerra Mundial, Jruschov de mediana edad ayudó en la batalla de Stalingrado, comprobando la moral y sacando información de los soldados alemanes capturados. Cuando los ejércitos de Adolf Hitler retrocedieron hacia Polonia, ganó elogios por sus esfuerzos de reconstrucción en Ucrania, donde & # 8212 a pesar de su liderazgo sería cuestionado & # 8212 trabajó diligentemente para restaurar las industrias agrícola y minera.

De vuelta en Moscú en 1949, momento en el que un Stalin envejecido se había vuelto cada vez más paranoico, Jruschov asumió nuevamente su papel de líder del Partido Comunista. Al año siguiente, organizó un agresivo proyecto de construcción para proporcionar vivienda a los lugareños. Centrado en complejos de apartamentos cortados por galletas en lugar de diseños distintos para cada edificio, las estructuras podrían completarse en un tercio del tiempo de cualquier otra cosa antes. (Los edificios han resistido la prueba del tiempo y algunos estiman que una de cada tres personas en las antiguas naciones soviéticas todavía vive en ellos).

Cuando Stalin murió en marzo de 1953, se produjo un vacío de poder en la cúpula del Partido Comunista. Durante los siguientes cinco años, Jruschov consolidó lentamente la autoridad a pesar de la agitación en el consejo líder que quedó para gobernar después de la muerte del antiguo primer ministro de la Unión Soviética. Ansioso por distanciarse a sí mismo y a su nación de la brutalidad de Stalin, Jruschov pronunció un famoso "Discurso secreto" en febrero de 1956 y, de hecho, selló su posición en la cima del montón.

El 27 de marzo de 1958 & # 8212, más de cinco años después de la muerte de Stalin & # 8212, Jruschov reemplazó a su mentor como primer ministro de la Unión Soviética. El mundo pronto sufriría un cambio inmenso en un corto período de tiempo, debido en gran parte a su papel como principal proponente de los programas espaciales. En política exterior, prometió una "competencia pacífica" con sus homólogos occidentales, lo que dio a muchos en ambos lados de la Guerra Fría la esperanza de una mejora en las relaciones.

En 1960, sin embargo, los acontecimientos conspiraron para volver a poner a los Estados Unidos y la Unión Soviética uno contra el otro. El piloto Francis Gary Powers y su avión espía U-2 fueron derribados sobre el centro-oeste de Rusia. Al año siguiente, Jruschov presionó por la construcción de un muro que separa el Berlín controlado por los soviéticos de las secciones administradas por los gobiernos occidentales. Finalmente, en octubre de 1962, aviones de reconocimiento estadounidenses descubrieron armas nucleares en la isla de Cuba, a unas 90 millas de Florida.

Durante 13 aterradores días, el mundo temió la aniquilación mientras Jruschov y el presidente John F. Kennedy negociaban un acuerdo. El enfrentamiento llegó a su fin el 28 de octubre, con los misiles soviéticos retirados y la promesa estadounidense de no invadir Cuba.

A nivel nacional, Jruschov hizo todo lo que pudo para modernizar la Unión Soviética. Más allá de lanzar la Carrera Espacial y enorgullecer a sus ciudadanos de superar constantemente a los EE. UU., Buscó reformas en la educación y la agricultura, todo mientras relajaba el control central del Partido Comunista & # 8212 se abolieron las cárceles absurdas y políticamente motivadas comunes bajo Stalin. para bien.

Después de casi seis años en el poder, comenzó a circular la voz entre los altos funcionarios comunistas de que Leonid Brezhnev tenía planes para el papel de primer ministro. Menos moderado que Khrushchev, Brezhnev aprovechó su posición como Soviet Supremo para reunir apoyo entre el Comité Central. Posiblemente sospechando los motivos de Brezhnev, Jruschov compareció ante el Comité Central el 14 de octubre de 1964, donde el primer ministro se "retiró" de su oficina.

Durante los siete años restantes de su vida, Khrushchev fue tratado como un paria por quienes lo reemplazaron. Sus reformas fueron en gran parte revertidas y sus efectos en la Unión Soviética borrados de los libros de historia. Incluso ahora, más de cuatro décadas después de su muerte en septiembre de 1971, el público ruso está dividido sobre la importancia de su liderazgo.

196 AEC & # 8211 Ptolomeo V toma el trono de Egipto

1886 & # 8211 El guerrero Apache Geronimo se rinde al ejército de los Estados Unidos

1915 & # 8211 Typhoid Mary, un portador sano del mortal virus del tifus, está permanentemente en cuarentena en la ciudad de Nueva York

2002 & # 8211 La masacre de Pascua ocurre cuando 29 judíos son asesinados por un terrorista suicida palestino

2009 & # 8211 El lago artificial indonesio Situ Gintung falla, matando a 99 personas


El camino soviético de la desestalinización a la exploración espacial (FOTOS)

Foto de la cámara de la pistola de un Mikoyan Gurevich MiG-15 siendo atacado por el Sable F-86 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos sobre Corea en 1952-53.

Museo Nacional de la Fuerza Aérea de EE. UU.

La Unión Soviética apoyó activa pero extraoficialmente a Corea del Norte en la guerra contra su vecino del sur. Besides supplying arms and military equipment, the USSR sent military specialists and pilots to protect North Korean strategic objects from enemy aviation.

The Soviet Union for the first time at the Olympics

Soviet athletes, bronze medal winners in the 4x100m relay: Boris Tokarev, Lev Kalyayev, Levan Svanidze and Vladimir Sukharev.

In 1952, for the first time in its history, the Soviet Union took part in the Olympic Games. At the XV Summer Olympics in Helsinki Soviet sportsmen won 71 medals (22 gold, 30 silver and 19 bronze). In an unofficial team ranking the USSR won the 2nd place, outdone only by the U.S.

Death of Stalin

Funeral of Joseph Stalin, caught on camera by US assistant army attaché Major Martin Manhoff from the embassy balcony.

The funeral for Joseph Stalin, who died on 5 March 1953, was attended by tens of thousands of people. During the process a huge stampede occurred, resulting in the death of hundreds of people. Exact numbers remain classified.

Establishment of the KGB

In 1954, the famous Committee for State Security, &ldquosword and shield of the Communist Party,&rdquo was established. Under its abbreviation KGB, this Soviet security agency became internationally known and associated with Russia until the very end of the Soviet Union.

Launch of the first Soviet Nuclear Power Plant

The world’s first nuclear power plant of the USSR Academy of Sciences (Obninsk). Control panel.

In 1954, the first nuclear power plant in the Soviet Union was launched in the city of Obninsk, 60 miles from Moscow. It was also the world&rsquos first nuclear power plant that fed into an existing commercial grid.

Nikita Khrushchev's corn campaign

Soviet Premier Nikita Khrushchev at the Stalin Collective Farm in Nevinnomyssk, Stavropol Krai, 1958.

In the mid 1950s, the Soviet leader Nikita Khrushchev launched a large-scale corn campaign in the USSR. Bumper crops of corn were supposed to solve the problem of a lack of feed for livestock. Paying no attention to climate or suitability, corn was planted everywhere, even on fields traditionally sown with wheat and rye. The result of the corn campaign in the USSR was not enough meat, milk and even bread.

Creation of the Warsaw Pact

The Soviet Delegation Present For The Signing Of The Warsaw Pact On May 14, 1955.

When in 1955, the Federal Republic of Germany (FRG, aka West Germany) joined NATO, it was a direct violation of the Potsdam Agreement, which stated that Germany was to remain disarmed. On May 9, the FRG officially became a NATO member, and only five days later, May 14, the socialist countries signed a Treaty of Friendship, Cooperation and Mutual Assistance, generally known as the Warsaw Pact. Thus was the &ldquoSoviet NATO&rdquo born.

Start of de-Stalinization and Khrushchev Thaw

The 20th Congress of the Communist Party.

During his speech at the 20th Congress of the Communist Party, the Soviet leader Nikita Khrushchev sensationally denounced the personality cult and dictatorship of Joseph Stalin. This was a turning point in the history of the Soviet Union. The country took the path of partial liberalization of political, social and cultural life, relaxation of censorship, rehabilitation and release of GULAG prisoners, and the aim of peaceful coexistence with the West. The so-called Khrushchev Thaw had started.

Hungarian Uprising

Soviet armored tanks in Budapest, 1956.

1956 saw the start of a major anti-Soviet uprising in Hungary, assisted by Western security services. On November 1, the new Hungarian government declared the country&rsquos withdrawal from the Warsaw Pact. Instantly reacting, Soviet and Hungarian troops and security forces, suppressed all resistance in Budapest, dragging Hungary back into the socialist alliance.

World Festival of Youth and Students in Moscow

Muscovites meet the guests from South America, 6th World Festival of Youth in Moscow.

The World Festival of Youth and Students, held in Moscow in 1957, attracted 34,000 people from 131 countries. During two summer weeks Moscow witnessed countless concerts and shows, film screenings, art exhibitions, scientific and cultural seminars, lectures and meetings, intellectual contests and sport competitions. The festival introduced the Soviet people to jeans and rock-n-roll.

First artificial Earth satellite

A copy of the first artificial satellite launched by the USSR on October 4, 1957.

On 4 October 1957, the Soviet Union opened the era of space exploration. The first artificial Earth satellite was launched into an elliptical low Earth orbit. The 92 day flight of Sputnik 1, as the satellite was called, allowed scientists to study the density of the upper atmosphere, which had been impossible before.

Boris Pasternak case

Despite partial liberalization, the Soviet authorities were not going to allow too much freedom, and Boris Pasternak was a perfect example of this. When in 1957, he tried to publish his novel, Doctor Zhivago, set during the Russian Revolution, Pasternak was confronted with a campaign of bullying orchestrated against him. Published in the West, the novel was warmly welcomed. In 1958 the author was awarded a Nobel Prize for Literature thanks to it.

First visit of a Soviet leader to the U.S.

Soviet Premier Nikita Khrushchev smiles as he holds a big white turkey on Sept. 16, 1959 in Beltsville, Md.

On 15 September 1959, for the first time in history a Soviet leader stood on American soil. During a two week visit Nikita Khrushchev saw New York, Los Angeles, Washington, Pittsburgh and San Francisco. Over 5,000 journalists reported on his visit, a record for those times.

Stilyagi

Stilyagi were Soviet hipsters, dandies, beatniks and Teddy Boys. They represented the first countercultural group in the USSR. With apolitical views and an admiration for American fashion, they aspired to wear foreign labels and listen to western music. Soviet society treated Stilyagi badly: they were criticized, mocked and even regularly brought in by the police.

If using any of Russia Beyond's content, partly or in full, always provide an active hyperlink to the original material.


Sergei Khrushchev, son of Soviet Premier Nikita Khrushchev, becomes an American citizen today

Sergei Khrushchev, son of Soviet Premier Nikita Khrushchev, becomes an American citizen today. He currently is a Senior Fellow at the Thomas J. Watson, Jr. Institute for International Studies at Brown University. He has written several books about his father and the Soviet Union, including "Khrushchev, Crises and Rockets: Observations," and "Khrushchev on Khrushchev," which details his father's dramatic struggles with the KGB over his attempts to write his memoirs. He is currently writing a new book on his father "Nikita Khrushchev: Creation of a Superpower" due out in October. 12:58:30 NEXT SHOW PROMO (:29) PROMO COPY On the next Fresh Air. . Guitarist and music producer RY COODER talks about rediscovering some of the great artists of Cuban music. Cooder and the musicians formed The Buena Vista Social Club, the subject of a new film. also. The son of Nikita Khrushchev becomes an American citizen today. We'll talk to him, he's currently writing another book about his father that'll be due out in October. That's coming up on the next Fresh Air.


When Hollywood’s Darling met Soviet Premier Khrushchev.

On the 19 th September 1959, Marilyn Monroe was preparing to meet the Soviet premier Nikita Khrushchev, while camped out in her bungalow in the Beverley Hills Hotel. The recent Golden Globe recipient for her role in the comedy ‘Some Like it Hot’ wasn’t so thrilled to be meeting a man whose name hardly rang a bell. It was only when her studio told her that Russians were excited by only two things, Coca Cola and Marilyn Monroe that curiosity and intrigue got the better of her. How could she now pass on the chance to meet a Soviet Premier? She was instructed to wear her tightest, sexiest dress. She was quoted sometime later as saying that “I guess there’s not much sex in Russia.”

It was the height of the cold war and only months earlier Khrushchev famously uttered four words that would alarm Americans “We will bury you.” To resolve or smooth over hostilities, in particular over the mounting crisis over the fate of Berlin, President Eisenhower, reluctantly invited Krushchev to a summit meeting at Camp David. Krushchev accepted this invitation and immediately added a Beatles like tour of the United States to the itinerary.

After landing at Andrews Air Force base on the 15 th September, Khrushchev toured a Maryland farm, the Senate Foreign Relations Committee and New York City, which included the Empire State Building. He seemed thoroughly unimpressed commenting “If you’ve seen one skyscraper, you’ve seen them all.”

As the Khrushchev ‘roadshow’ moved on, the bad-tempered Premier found himself in Hollywood four days later on Saturday. Earlier, he had accepted an invitation to watch the filming of ‘Can-Can’ at the Twentieth Century Fox studios and a luncheon with the stars. Would this improve his mood?

Khrushchev was greeted by a who’s who of Hollywood. Everyone from Elizabeth Taylor to Frank Sinatra had vied for a spot on the 400 guest only list. More importantly, the studio was on edge desperately hoping and praying that Marilyn, would arrive on time and ‘in character’. She was known for being notoriously late for everything and usual kept most people waiting. But Marrilyn had indeed arrived on time, in fact, she was early. The president of Twentieth Century Fox, Spyros Skouras, anxiously checked on Marilyn that she had, as instructed, donned a tight, low-cut black dress to bedazzle the Soviet Premier. (It wasn’t uncommon for stars to be told what to do. Studios in the day ‘owned’ stars and sexism was rife.)

Once Khrushchev’s motorcade had pulled up, and all necessary precaution had been taken, he sat at the head of the table at the studio luncheon. Marilyn sat at a table not too far away from the head table with film producer David Brown and Henry Fonda. From her view of the luncheon hall she would witness the antics of a somewhat rude and heckling guest of honour as he was introduced by the studios boss. Skouras and Krushchev would banter for some time in awkward conversation about unemployment, American aid and state monopoly (Communism).

In his own speech that followed, Khrushchev continued to grow bullish. “Now I have a question for you,” he said. “Which country has the best ballet ? Yours? You do not even have a permanent opera and ballet theater. Your theaters thrive on what is given to them by rich people. In our country, it is the state that gives the money. And the best ballet is in the Soviet Union. It is our pride.”

Continuing on in this vain for around three-quarters of an hour, he abruptly remembers something: “Just now, I was told that I could not go to Disneyland,” he announced. “I asked, ‘Why not? What is it? Do you have rocket-launching pads there? “

The audience laughs but he didn’t seem amused. “Just listen,” él dijo. “Just listen to what I was told: ‘We—which means the American authorities—cannot guarantee your security there. What is it? Is there an epidemic of cholera there ?” He punches the air and starts to look a little angry, “For me such a situation is inconceivable. I cannot find the words to explain this to my people.”

At last he sits down and the 400 strong audience applauds probably relieved and or grateful that the Soviet Premier’s red faced head didn’t explode.

With the eventful luncheon over, he was escorted to the sound stage where the movie ‘Can-Can’ was being filmed. Stopping along the way he was greeted by various Hollywood stars who were eager to shake his hand. It is here too, that Marilyn had lined up awaiting to play her part in the days drama. Skouras spots Marilyn in the crowd of stars and scrambles to introduce her to Krushchev. Wide eyed and nervous, Marilyn delivers a line that was prepared for her by Natalie Wood (a fluent Russian speaker): “We the workers of Twentieth Century Fox rejoice that you have come to visit our studio and country.”

Marilyn’s choice words seemed to be like something straight out of the Communist handbook of etiquette. Khrushchev seemed to appreciate her stab at Russian. ”You’re a very lovely young lady,” he states, squeezing the life out of her hand. And with that Marilyn got to meet Krushchev.

Sometime after, Marilyn Monroe gushed over her brush with the Soviet Premier. “This is about the biggest day in the history of the movie business….I could tell Khrushchev liked me. He smiled more when he was introduced to me than anybody else. He squeezed my hand so long and so hard that I thought he would break it. I guess it was better than having to kiss him.”

The thought of a Soviet Premier kissing Marilyn Monroe would have been an interesting sight though. Fortunately, for Marilyn she breathed a sigh of relief. In private she added, “He was fat and ugly and had a wart on his face and he growled. Who would want to be a communist with a president like that.”

Nota: This featured article was originally published in 2013, but has been moved to the front pages to further highlight this site’s original content.


The Split

Cracks in the Sino-Soviet alliance began to show publicly in 1959. The U.S.S.R. offered moral support to the Tibetan people during their 1959 Uprising against the Chinese. The split hit the international news in 1960 at the Romanian Communist Party Congress meeting, where Mao and Khrushchev openly hurled insults at one another in front of the assembled delegates.

With the gloves off, Mao accused Khrushchev of capitulating to the Americans during the 1962 Cuban Missile Crisis, and the Soviet leader replied that Mao's policies would lead to nuclear war. The Soviets then backed India in the Sino-Indian War of 1962.

Relations between the two communist powers had completely collapsed. This turned the Cold War into a three-way standoff among the Soviets, Americans, and Chinese, with neither of the two former allies offering to aid the other in taking down the rising superpower of the United States.


  • Based upon what you heard in the interviews, how would you characterize the relationship between the United States and the Soviet Union? How is this similar or different from the other documents in the text set?
  • Considering the suggestion of “(t)he best place to hold a summit meeting would be an Illinois cornfield.” In what ways could a meeting of this nature impact the interaction between nations?

Khrushchev’s Visit to Iowa. 1959. WOI-TV Film Collection, Special Collections and University Archives, Iowa State University Library.


This week in history: Soviet leader Khrushchev visits the United States

By the late 1950s, tension dominated relations between the United States and the Soviet Union. While the two superpowers differed on many issues, there was none more pressing than that of the status of Berlin. At the end of the World War II, the British, French, American and Soviet armies divided up not only the defeated Germany between them, but also its capital city of Berlin. The year 1949 saw the creation of the nation states of West Germany and East Germany. West Berlin became a part of West Germany, even though it existed hundreds of miles within the East German state.

This presented a major problem for the East German government and by extension its patron, the USSR. Millions of East Germans began to flee to the west, and the easiest way in which this was accomplished was by simply going to East Berlin, crossing the boundary into the West Berlin, and taking a flight to a West German city. Though the East German secret police, the Stassi, attempted to stop such escapes, they became remarkably common.

The Republikflucht, or republic flight, as the issue was known, became a major embarrassment for the East German state. First of all, it illustrated dramatically that given a choice between a communist system or a free-market democratic system, many people would choose the latter. Also, the people fleeing East Germany were by and large its educated and skilled classes, those who knew that they could enjoy a much better standard of living in the West.

Increasingly, East Germany's communist chancellor, Walter Ulbricht, put pressure on Soviet leader Nikita Khrushchev to solve the problem. It was a case of the tail wagging the dog, as the Soviet leader and politburo desperately attempted to work out a solution and stop the bleeding.

Technically, East Berlin was still administered by the Soviet Union, just as West Berlin was administered by Britain, France and the USA. In line with earlier proposals from Ulbricht, Khrushchev decided to give the West an ultimatum in November 1958. Khrushchev stated that he would hand over control of East Berlin to the East German government, effectively voiding the Potsdam agreements which gave the West access to West Berlin. He urged the United States to come to its own agreements with the East German government rather than have a potentially dangerous situation develop over Berlin.

The West, however, had other ideas. To President Dwight D. Eisenhower and America's European allies, there was no negotiation over the status of Berlin. American blood had been shed defeating Nazi Germany, and American industry had powered the Red Army in the war. The West was not going to give up Berlin under any circumstances, and if indeed the Soviets handed control of Berlin over to East Germany, America and its allies would not allow an abridgment of their control over the western part of the city.

In order to help arrive at some common ground on the issue, and other issues of interest to the USA and the USSR, Khrushchev used diplomatic channels to let Eisenhower know that he'd like to visit America for informal talks in 1959, with an invitation for Eisenhower to visit Russia the following year. Eisenhower agreed.

Khrushchev insisted on flying to the United States in an experimental jet aircraft, the TU-114, in order to show off advanced Soviet science. Khrushchev's son Sergei, himself a rocket scientist, urged his father to take a more reliable plane, but the Soviet leader insisted. The plane landed at Andrews Air Force Base on Sept. 15 to a large reception and a red carpet.

In his book “K Blows Top: A Cold War Comic Interlude Starring Nikita Khrushchev, America's most unlikely tourist,” historian Peter Carlson noted the Soviet leader's appearance that day: “The dictator of the world’s largest country was a short, fat bald guy with a major pot belly. He was decked out in a black suit, a custom-made white shirt with French cuffs, gold cuff links and a white silk tie with a thin blue stripe running down the center. On his right breast two gold medals glimmered in the sun — the Lenin Peace Prize and the Red Banner of Labor.”

Eisenhower made a speech, followed by Khrushchev, both speaking of peace and cooperation before the leaders entered a Lincoln and made their way toward the White House. A luncheon was held at the Blair House, just across the street from the presidential residence. Henry Cabot Lodge, the U.S. ambassador to the United Nations, served as Khrushchev's American tour guide.

Khrushchev worked hard to appear unimpressed with American economic power and standards of living. When Eisenhower took the Soviet leader in a helicopter ride above the city, Khrushchev acted largely uninterested, though there was nothing to compare in Russia with the sprawling middle class suburbia and highways filled with private cars. He began to make a habit out of statements such as that while the U.S. was richer and more economically dynamic for the time being, it would not last, and the Soviet Union would soon overtake its rival.

The next day Khrushchev, who had headed the Soviet Union's agricultural department earlier in his career and always claimed a passion for agriculture, met with Ezra Taft Benson, Eisenhower's secretary of agriculture and at the time a member of the Quorum of the Twelve Apostles for The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints.

The meeting at a research farm in Beltsville, Maryland, was cordial. Benson shared with Khrushchev the virtues of capitalist agriculture, then the two men, accompanied by a small army of reporters and photographers, went outside to inspect cattle and turkeys. All the while, Khrushchev did little to hide his contempt for the American way of doing things.

Khrushchev then toured the country, starting with New York City and Franklin D. Roosevelt's home at Hyde Park. He went on to visit a farm in Iowa and movie studios in Los Angles. While in California, he met Hollywood stars Frank Sinatra and Marilyn Monroe. Finally, he returned to Washington, D.C., for the talks with Eisenhower.

Khrushchev was a little insulted when Eisenhower invited him to hold the talks at Camp David, thinking it a simple country home, not unlike his own dacha back in the USSR. When it was explained to him that Camp David was an important presidential residence, his indignation cooled. The talks went on for three days, with the two leaders discussing Berlin and other issues by day, and watching Western movies at night.

In the book, “Eisenhower in War and Peace,” biographer Jean Edward Smith wrote: “The talks between Eisenhower and Khrushchev were substantive, covering the full range of issues, but ultimately unproductive. No solutions were forthcoming, but the fact that the meetings were held helped lower the temperature in East-West relations. In effect, Ike and Khrushchev agreed to disagree, and found they had more in common than met the eye.”

After Khrushchev departed, everyone fully expected Eisenhower to be invited to the Soviet Union the following year. The May 1960 crash of Gary Francis Powers and his U2 spy plane in Russia dashed any hope for Eisenhower's reciprocal visit. Khrushchev denounced Eisenhower and the United States as untrustworthy after the incident, and no such meeting ever took place.

In August 1961, Khrushchev and Ulbricht normalized the Berlin situation by building the Berlin Wall, which cut off access from East Berlin to West Berlin.


Ver el vídeo: Después de Stalin 1953 1956