Leotychides, rey de Esparta (c.545-469 a.C.)

Leotychides, rey de Esparta (c.545-469 a.C.)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Leotychides, rey de Esparta (c.545-469 a.C.)

Leotychides, rey de Esparta (c.545-469, r.491-) fue un exitoso comandante durante las guerras greco-persas, y comandó el ejército griego en la batalla de Mycale.

Leotychides (o Leotychidas) fue miembro de la dinastía Euripóntida. Sucedió a su primo Demaratus en el trono euripóntida en Esparta en 491, después de que Cleómenes I sobornara al oráculo de Delfos para declarar ilegítimo a Demaratus. El detonante de este golpe fue un desacuerdo sobre el enfoque correcto a tomar ante la amenaza persa a Atenas. Atenas estuvo involucrada en una guerra con sus vecinos cercanos en Egina. Cleómenes quería ayudar a Atenas tomando rehenes de Egina y usándolos para forzar el fin de la guerra. Demarato se opuso a esta política y alentó a Egina. Después de ser depuesto, Demarato se exilió y acompañó la invasión persa del 480 a. C.

Cleomenes y Leotychides tomaron a sus rehenes, pero el plan pronto se deshizo. El soborno en Delphi se hizo público. Cleómenes huyó al exilio, fue llamado y fue hecho. Leotychides fue entregado a los Aeginetans, pero ganó su libertad con un intento fallido de recuperar a sus rehenes de Atenas. Regresó a Esparta y continuó su reinado.

En 479 Leotychides recibió el mando de la flota griega, que entonces operaba frente a la costa de Asia Menor. Al principio permaneció en gran parte inactivo en el Egeo, con una flota de 110 barcos. Casi al mismo tiempo, Atenas se unió a él, duplicando el tamaño de su flota, y llegaron enviados de Samos pidiendo apoyo. Esto lo animó a cruzar el Egeo. Alcanzó a la flota persa en Mycale en la costa de Lydia. Los persas se negaron a luchar en el mar y desembarcaron. Leotychides aterrizó un poco más al este, se volvió hacia el oeste y derrotó a los persas en tierra. Esta victoria permitió a los griegos liberar las ciudades de Jónico. El propio Leotychides regresó a Esparta y fue reemplazado por el controvertido comandante espartano Pausanias.

En 476 Leotychides llevó un ejército a Tesalia para castigar a la familia Aleuad por su apoyo a los persas. Se retiró antes de derrotarlos y fue acusado de aceptar un soborno. Fue juzgado y condenado en Esparta y huyó al exilio en Tegea en Arcadia. Fue exiliado formalmente y su casa fue destruida. Fue sucedido por su nieto Archidamus II.


¿Hubo dos reyes espartanos durante la batalla de las Termópilas?

Durante largos períodos de tiempo, Esparta tuvo dos reyes, una característica algo única. Hay muchas fuentes para esto, y existen muchas listas de cuando Esparta tenía dos reyes al mismo tiempo (una fuente que he leído menciona que uno fue elegido y otro recibió el título a través de la sucesión de su padre), pero todavía tengo para encontrar una fuente que mencione a un segundo rey durante el reinado de Leonidas.

¿Hubo uno? Si existió uno, ¿fue olvidado por muchos debido a la leyenda de la que Leonidas se convirtió en parte?

WhatAnArtist

Menchevique

Interesante pregunta. Lo sé con certeza de cualquier manera, pero encontré esto.

Melanchton

Interesante pregunta. Idk seguro de cualquier manera, pero encontré esto.

Sr. Higson

Mouselord

Generalmente las dos familias Agiads y. Eurypontis ambos tenían la realeza hereditaria, mientras que la asamblea del ejército también tenía cierto poder para gobernar. Por lo que tengo entendido, un rey permaneció en Esparta para que los espartanos no se quedaran sin líderes y para mantener un festival religioso. También pudo haber estado en contra de la intervención. Independientemente, ha sido dominado principalmente por su contraparte en las fuentes antiguas.

¡Voy a tener que golpear los libros en este, eso es seguro!

Danton

Leotychides, también escrito Leotychidas (nacido c. 545 aC y # 8212murió c. 469) Rey espartano de la familia Euripóntida y un exitoso comandante militar durante las guerras greco-persas.

En 491 accedió al trono que ocupaba su primo, Demaratus, después de que el coruler (Esparta con una doble realeza), Cleómenes I, hubiera sobornado al oráculo de Delfos para declarar ilegítimo a Demaratus. Poco después, Leotychides intentó sin éxito concertar una tregua en la guerra entre Atenas y la isla de Egina. La isla se había ganado la enemistad de Atenas al someterse a los persas, que estaban expandiendo su esfera de influencia hacia el oeste.

En 479, cuando la mayoría de los invasores persas habían sido expulsados ​​de la Grecia continental, Leotychides era el comandante de la flota griega. Ese año aplastó al ejército y la armada persas en Mycale, en la costa de Lidia, una victoria que preparó el camino para la liberación de los griegos del Asia Menor occidental del dominio persa. Leotychides condujo un ejército a Tesalia, alrededor del 476, para castigar a la aristocrática familia de las Aleuads por haber ayudado a los persas, pero se retiró después de presuntamente aceptar un soborno. Condenado por este cargo en Esparta, huyó a Tegea, en Arcadia. Se le impuso una sentencia de destierro, su casa fue arrasada y su nieto, Archidamus II, ascendió al trono.

Danton

Si está interesado, hay un artículo de 1982 de A.S. Schieber en la expedición de Leotychidas en Tesalia.

Árbitro: Schieber A. S. Leotychidas en Tesalia. En: L'antiquité classique, tomo 51, 1982. págs. 5-14.

Edric Streona

Como yo lo entendí. Esparta siempre tuvo 2 reyes.
En Thermopylae 1 estaba en el campo, el otro estaba en Esparta.


Leotychidas

Leotychidas (además Leotychides, Latychidas Griego antiguo: Λεωτυχίδας c. 545 aC y # 8211c. 469 a. C.) fue co-gobernante de Esparta entre 491 y 476 a. C., junto con Cleómenes I y más tarde Leonidas I y Pleistarco. Lideró las fuerzas espartanas durante las guerras persas desde el 490 a. C. hasta el 478 a. C.

Nacido en Esparta alrededor del 545 a. C., Leotychidas era descendiente de la Casa Real de los Euripóntidas (a través de Menamus, Agesilaus, Hippocratides, Leotychides, Anaxilaus, Archidamos, Anaxandridas I y Theopompus) y llegó al poder en 491 a. C. con la ayuda de Agiad. El rey Cleómenes I al desafiar la legitimidad del nacimiento de Demaratus para el trono euripóntida de Esparta. Más tarde ese año, se unió a la segunda expedición de Cleómenes a Egina, donde diez rehenes fueron capturados y entregados a Atenas. Sin embargo, después de la muerte de Cleómenes en 488 a. C., Leotíquidas casi se rindió a Egina.

En la primavera del 479 a. C., tras la muerte de su co-gobernante Leónidas en la batalla de las Termópilas, Leotíquidas comandó una flota griega que constaba de 110 barcos en Egina y más tarde en Delos, apoyando las revueltas griegas en Quíos y Samos contra Persia. Leotíquidas derrotó a las fuerzas navales y militares persas en la batalla de Mycale en la costa de Asia Menor en el verano de 479 a. C. (posiblemente a mediados de agosto). En 476 a. C., Leotychidas dirigió una expedición a Tesalia contra la familia Aleuadae para colaborar con los persas, pero se retiró después de ser sobornado por la familia. Al regresar a Esparta fue juzgado por soborno y huyó al templo de Atenea Alea en Tegea. Fue condenado al exilio y su casa incendiada. Le sucedió su nieto, Archidamus II, hijo de su hijo Zeuxidamus, llamado Cyniscus, que había muerto en vida de su padre. Leotíquidas murió algunos años después, alrededor del 469 a. C.

Leotychidas no debe confundirse con otro euripóntido, Leotychides, que era el hijo (supuestamente ilegítimo) de Agis II.


Pericles y la edad de oro ateniense

La edad de oro de la cultura ateniense suele estar fechada entre el 449 y el 431 a. C., los años de relativa paz entre las guerras persa y del Peloponeso. & # XA0 Después de la segunda invasión persa de Grecia en 479, Atenas y sus aliados en todo el Egeo formaron la Liga de Delos. , una alianza militar centrada en la amenaza persa. Tras un fallido ataque ateniense contra los & # xA0Persians en Egipto & # xA0in 454, los líderes de Atenas & # x2019 presionaron para transferir la tesorería de la Liga & # x2019 de Delos a Atenas. Tres años más tarde, un decreto de acuñación impuso pesos y medidas atenienses en toda la liga. Cuando Pericles fue elegido estratega, la liga estaba en camino de convertirse en un imperio ateniense.

Durante las décadas de 440 y 430, Pericles aprovechó la liga y el tesoro de la liga para financiar vastos proyectos culturales en Atenas, sobre todo una serie de estructuras en la ciudad y la Acrópolis en la cima de una colina: el templo de Atenea Nike, el Erecteión y el imponente Partenón. Construidas con los más altos estándares de estética, ingeniería y matemáticas, estas estructuras de mármol blanco fueron decoradas con intrincadas estatuas y frisos tallados por los más grandes escultores de la época.

Las innovaciones sociales de Pericles & # x2019 fueron igualmente importantes para la época. Trabajó para democratizar las bellas artes al subsidiar la entrada al teatro para los ciudadanos más pobres y permitió la participación cívica al ofrecer pago por el servicio de jurado y otros servicios civiles. Pericles mantuvo una estrecha amistad con los principales intelectos de su tiempo. El dramaturgo Sófocles y el escultor Fidias estaban entre sus amigos. Pericles & # x2019 consorte Aspasia, una de las mujeres más conocidas de la antigua Grecia, enseñó retórica al joven filósofo Sócrates. El mismo Pericles era un maestro orador. & # XA0

Sus discursos y elegías (registrados y posiblemente interpretados por Tucídides) celebran la grandeza de una Atenas democrática en su apogeo. El más famoso de ellos es su & # x201CFuneral Oration, & # x201D, un discurso pronunciado después del primer año de la Guerra del Peloponeso para conmemorar a los muertos en la guerra. Tucídides lo registra diciendo: & # x201C Decidid que la felicidad depende de ser libre, y la libertad depende de ser valiente. & # X201D & # xA0


La revuelta jónica y sus secuelas [editar | editar fuente]

En 499 a. C., Aristágoras, el tirano de Mileto, llegó a Esparta para pedir ayuda al rey Cleómenes con la revuelta jónica contra Persia. Aristágoras estuvo a punto de persuadir a Cleómenes para que lo ayudara, prometiéndole una fácil conquista de Persia y sus riquezas, pero Cleómenes lo despidió cuando se enteró de la gran distancia hasta el corazón de Persia. Según Heródoto, la joven hija de Cleómenes, Gorgo, le advirtió a Cleómenes que no confiara en un hombre que amenazaba con corromperlo. & # 914 & # 93

Alrededor del 494 a. C., Cleómenes invadió y derrotó a Argos en Sepeia matando a un gran número de argivos, dice Heródoto 6000 (probablemente una exageración), quemándolos hasta la muerte en un bosque sagrado de Argus. & # 915 & # 93 Argos seguiría siendo un enemigo acérrimo de Esparta durante décadas después de este ataque. No está claro por qué tuvo lugar el ataque a Argos. Puede haber sido el resultado de las preocupaciones de Sparta sobre Argos y las tendencias pro-persas de la ciudad, o debido a la proximidad de Argos a los espartanos y, por lo tanto, es una amenaza creciente para la seguridad del estado espartano.

Cuando los persas invadieron Grecia después de sofocar la revuelta jónica en 493 a. C., muchas ciudades-estado se sometieron rápidamente a ellos por temor a una pérdida de comercio. Entre estos estados estaba Egina, por lo que en 491 a. C., Cleómenes intentó arrestar a los principales colaboradores allí. Los ciudadanos de Egina no cooperarían con él y el rey espartano Euripóntida, Demarato, intentó socavar sus esfuerzos. Cleómenes derrocó a Demarato, después de sobornar primero al oráculo de Delfos para anunciar que esta era la voluntad divina, y lo reemplazó con Leotíquidas. Los dos reyes capturaron con éxito a los colaboradores persas en Egina.


El zorro

¿Cómo pasó este maravilloso libro por debajo del radar? Las más de 500 páginas pasaron volando para mí y, a veces, me desgarró el corazón. Desde la primera frase me sumergí en la historia de Leotychides, un siglo IV a.C. Príncipe espartano. Ahora un anciano, después de haber sido Felipe II y un mercenario general de 21 años, una noche asiste a una cena en el palacio macedonio donde hay invitados griegos. Felipe menciona el asedio de Mantinea y un ateniense se refiere a Esparta y aposs & quot; cruel destrucción & quot de esa ciudad. Philip entonces dijo ¿Cómo pasó este maravilloso libro por debajo del radar? Las más de 500 páginas pasaron volando para mí y, a veces, me desgarró el corazón. Desde la primera frase me sumergí en la historia de Leotychides, un siglo IV a.C. Príncipe espartano. Ahora, un anciano, después de haber sido el general mercenario de Felipe II durante 21 años, una noche asiste a una cena en el palacio macedonio donde hay invitados griegos. Felipe menciona el sitio de Mantinea y un ateniense se refiere a la historia de Esparta. "destrucción cruel" de esa ciudad. Philip luego le encarga a Leotychides que escriba el lado espartano de la historia, ya que Leo había luchado allí. Los atenienses solo han escuchado un lado hasta ahora. La novela son las memorias de Leo y la apología de los espartanos. Comienza desde sus años de formación en el agoge [Sistema educativo espartano] con sus "hermanos de rebaño" [compañeros de clase] y niños mayores su tío ambicioso y hambriento de poder Agisilaos usurpa su trono y roba su herencia participa en batallas y escaramuzas: desde la Guerra de Corinto hasta la guerra entre Esparta y Tebas . El último conflicto había sido instigado por Agisilaos y termina con el declive y la ruina final de Esparta, comenzando con su derrota en Leuctra. "Esparta era suprema cuando Agisilaos se convirtió en rey y la ha humillado". Irónicamente, ambos personajes principales se convierten en mercenarios en tierras extranjeras, pero cada uno tiene un final diferente.

Sentí que gran parte de esta novela estaba impulsada por los personajes, especialmente Leotychides se mostró comprensivo. Agisilaos era sin duda alguien a quien "amaba odiar" por su arrogancia y por asumir poderes de vida y muerte a su antojo. Además de los personajes de ficción, hubo muchos de la historia. El difunto traidor Alcibíades proyecta una larga sombra sobre la historia, así como el Lysander, que aún vive. Nuestro narrador dice: "Quizás la tragedia de Esparta y Tebas" [fue] "Epaminondas, un gran líder de un pueblo indigno enfrentado contra [Agisilaos], un rey indigno de un gran pueblo". El sobrino de ese rey, el otro rey espartano, Kleombrotos, lidera el ejército espartano. Las escenas de batalla y las escaramuzas estaban bien escritas y enfatizaban las reacciones de la gente, aunque abundaban las descripciones vívidas. El autor evitó el estereotipo espartano negativo habitual. El estilo de escritura fue fabuloso.

El "Zorro" del título hace referencia a la vieja leyenda sobre el niño espartano que había robado un zorro y lo había escondido bajo su capa junto a su piel. En lugar de que se revelara el robo, el niño sufrió el dolor de que el zorro lo mordiera hasta la muerte. El autor utiliza el zorro como metáfora varias veces a lo largo de la novela.

Muy recomendado. ¡Una de las mejores novelas históricas ambientadas en cualquier época que haya leído! . más

¿Por qué este libro no es más conocido? Esa es la pregunta que me seguía haciendo mientras lo leía. Estoy familiarizado con la selección de libros electrónicos gratuitos de Kindle Unlimited y, aunque hay muchos libros decentes allí (y algunos clásicos más antiguos), no hay ninguna obra maestra real. Sin embargo, eso es lo que es este libro: una obra maestra. Un libro capaz de devolverte a los sangrientos años devastados por la guerra, cuando el dominio espartano se redujo y el otrora poderoso amo de Grecia quedó reducido a un pequeño reino en el Peloponeso. ¿Por qué este libro no es más conocido? Esa es la pregunta que me seguía haciendo mientras lo leía. Estoy familiarizado con la selección de libros electrónicos gratuitos de Kindle Unlimited y, si bien hay muchos libros decentes allí (y algunos clásicos más antiguos), no hay ninguna obra maestra real. Sin embargo, eso es lo que es este libro: una obra maestra. Un libro capaz de devolverte a los sangrientos años devastados por la guerra, cuando el dominio espartano se redujo y el otrora poderoso amo de Grecia quedó reducido a un pequeño reino en el Peloponeso.

Esta es la historia de Esparta. La ciudad-estado ha tenido una mala reputación a lo largo de los años (en gran parte porque mucha ideología fascista se ha apropiado indebidamente de ella), pero este libro realmente muestra la razón de la poderosa atracción que los hombres sentían por el estilo de vida espartano. Durante siglos fue visto como el estado griego ideal, y aunque tenía muchos enemigos (y muchos más en el período que cubre este libro) ni siquiera ellos pudieron ocultar su admiración por él. Porque a diferencia de los que hablan (* tos * Atenas) los espartanos vivido sus ideales. Y, en general, estos ideales eran los de los otros estados griegos.

La primera mitad del cuento es una historia algo inspiradora sobre la mayoría de edad cuando los niños se convierten en hombres. Esta parte trata sobre el infame agoge, la educación espartana que comenzó a los siete años cuando los hijos fueron enviados a vivir en la naturaleza para aprender la obediencia y la supervivencia y continuó hasta los veinte hasta que alcanzaron la ciudadanía completa a los treinta. Es adecuadamente brutal, pero también crea vínculos poderosos que no se pueden romper. Para cuando te saquen de tus rebaños de la infancia y te establezcan como soldados a los 18 años, eres básicamente una familia. Y pasará el resto de su vida entre un grupo de hermanos, en sintonía con sus modales y compartiendo los mismos antecedentes e instintos que usted. Hermanos de por vida. Puedes sentir la emoción de saber que eres parte de una banda invencible de guerreros. Todos leales, todos valientes, todos de una sola mente.

Nuestro héroe, Leotychides, definitivamente es parte de esta hermandad, pero también es algo más. Su padre es uno de los dos reyes de Esparta. O mejor dicho, el hombre reconocido como su padre. Su verdadero padre fue Alcibíades el Ateniense, quien embarazó a su madre mientras vendía a sus compatriotas antes de escabullirse para venderlos a todos a Persia. Leo es un personaje interesante. Está lleno de la impulsividad y el orgullo obstinado de su padre biológico, pero lo suficientemente espartano en su esencia como para usar toda su disciplina ganada con tanto esfuerzo para domesticarse a sí mismo y a sus ambiciones. Leo tiene una gran cantidad de problemas derivados de su condición de rey legítimo y su ilegitimidad que le impiden aburrirse, pero su característica más distintiva es su determinación de cumplir con su deber y ser el mejor. Nunca cuestiona su inflexibilidad para mantener las leyes de Licurgo, pero al final creo que está claro que su mayor fortaleza es secretamente su mayor debilidad.

Pero este libro no trata sobre la gloria de Esparta, sino sobre la caída de Esparta, y todos los indicios ominosos y las sutiles indicaciones de que las cosas no están bien comienzan a dar sus frutos en la segunda mitad. Los amigos comienzan a morir. Duro. Y para un libro en el que no puedes recordar la mitad de los nombres que encuentras, es sorprendentemente doloroso cuando el rebaño comienza a morir. Tampoco es una gran cosa, solo un lento desvanecimiento de vidas en una guerra interminable que Esparta realmente no puede permitirse. Sabes que al final Leo morirá solo e infeliz en su exilio macedonio, pero realmente no quieres presenciar los eventos que lo colocan allí. Es duro. El Fox del título absolutamente aburrido es en realidad mucho más profundo de lo que parece. Es el zorro de la famosa leyenda espartana: el del niño espartano que fue atrapado con un zorro debajo de su capa y soportó con orgullo sus dientes mientras se lo comía vivo en lugar de admitir su robo. Bueno, el zorro está devorando las entrañas de Esparta ahora y todo lo que Leo puede hacer es aguantar. Pero lo hará. Porque es espartano.

Una cosa que realmente entiende este autor es el amor griego. Es una parte de la vida griega que a menudo se burla, pero nunca fue solo una cosa sexual, sino una gran cantidad de relaciones diferentes, como la tutoría y la rivalidad, todo relacionado con una casi adoración de la belleza juvenil, tanto física como mental. La mayoría de los autores se obsesionan con la parte sexual y la presentan como un ejemplo de lo raros que eran los griegos o la dejan de lado. Pero aquí se celebra como lo celebraría un griego. Las parejas se emparejan para las relaciones de por vida, pero no en una especie de matrimonio gay anacrónico. Son feroces guardianes de la excelencia del otro, siempre dispuestos a reprender o empujar al otro para tener éxito. Algunas partes son ajenas y un poco repugnantes para nosotros, pero el libro realmente te hace sentir como lo hacían los griegos. Y el amor que estos personajes sienten el uno por el otro es muy poderoso.

Los personajes están muy bien dibujados, aunque vale la pena señalar que hay muchísimos. Incluso con la lista de personajes al principio, es difícil recordar quiénes son todos. ¡Hay 43 nombres que comienzan solo con "Α"! Creces con estos personajes desde la juventud, y es impresionante que los niños se sientan como versiones de sus yoes adultos mientras siguen pareciendo infantiles y no completamente formados. Todos los personajes son agradables, lo cual es impresionante dada la facilidad con la que podrían ser vistos como monstruos desde otro contexto. Sphodrias, uno de los personajes más agradables, que hará cualquier cosa por un amigo, tomará bien las reprimendas y perdonará los insultos con facilidad, también está cómicamente ansioso por enfrentarse a lo mejor que tiene el enemigo. Al igual que el resto, no ve mucha diferencia entre hacer esto en partidos atléticos o en el campo de batalla y, como resultado, le encanta estar en la guerra y demostrar su valía. ¿No te imaginas cómo le parecería esto a alguien en el lado opuesto del campo de batalla? A pesar de todas sus admirables cualidades, los espartanos sienten poca lástima por la debilidad.

Una de las mejores cosas de este libro para mí es el personaje de Agesilaus. El hombre es el principal antagonista de la pieza y hubiera sido muy fácil convertirlo en un villano absoluto. Pero no lo es. Ni siquiera es particularmente malicioso, aunque puede ser traicionero y astuto. Lo que es está equivocado. Atentamente equivocado. Sueña con la gloria y las victorias que la sociedad espartana no está diseñada para lograr. Y para llegar allí, está dispuesto a tomar atajos. Peor aún, es egoísta de la gloria y está demasiado ansioso por ayudar a sus amigos con regalos o puestos de gran importancia. Dado que la generosidad del rey hacia sus amigos era uno de los principales estribillos de Jenofonte en su Hellenika esta crítica parece muy aguda. Y como Leo admite libremente, Agesilaus también tiene sus buenas cualidades.

El único problema real que tengo es que identifica la mayoría de los aspectos negativos de Esparta como las innovaciones de Agesilaus. Esto tiene cierto sentido. Jenofonte es nuestra fuente principal de Esparta y era partidario de Agesilao, por lo que cualquier norma que Agesilao inventara bien podría enumerarla como tradiciones de larga data. Pero los aspectos negativos que le da a los espartanos se alinean tan bien con los relatos anteriores de Herodoto y Tucídides (ninguno de los cuales era rabiosamente antiespartano) que parece difícil de creer que no estuvieran presentes antes. Específicamente, la paranoia generalizada sobre los forasteros, los espías y las amenazas internas, la policía secreta y la interferencia dominante en los asuntos internos de otros estados griegos. Si bien no tengo ningún problema con la opinión de que Agesilao intensificó estos problemas y gobernó mal (su obsesión por Tebas era real y compartida por Jenofonte, aunque me hubiera encantado ver que el libro diera una razón real para ello), no puedo creerlo. los creó de toda tela. O que estaba solo en su imperialismo agresivo. Esparta siempre pareció dividida entre lo que podría denominarse partidos de guerra y paz. Y a pesar de todas las insistencias de Leo sobre cómo Esparta es antiimperialista, con ambiciones limitadas únicamente al Peloponeso, Esparta ya estaba interfiriendo en Atenas y el norte en el siglo VI. Esencialmente, Esparta podía permitirse el lujo de ser antiimperialista ahora, ya que ella ya se había convertido en la potencia dominante.

Aparte de eso, el único problema real es que el libro es demasiado largo. Ya lo he dicho antes, pero este es un libro muy extenso que no tiene por qué serlo. Este es el único aspecto del libro que realmente grita como novela debut. Hay tantas secciones que podrían recortarse o eliminarse. El capítulo final, por ejemplo, tiene treinta páginas que enumeran todas las bandas mercenarias a las que se unió Leo antes de terminar en la corte de Philip en Macedonia (no es un spoiler, lo sabemos por la introducción). No había necesidad de esto, ya que no agrega nada al cuento más allá de arrastrarlo justo en el punto en el que debería llegar a su fin. Yo leo Game of Thrones en un día. Esto me tomó dos.

Es una verdadera lástima que el autor nunca haya escrito más libros porque me encantó este. Realmente le dio vida a Esparta, para siempre o mal e iluminado un período que no se muestra a menudo en la literatura. No es un mundo particularmente agradable. En todas las ciudades, excepto en Esparta, es razonable esperar que el fraccionalismo te expulse de tu hogar al menos una vez en la vida, si no te matan. E incluso Esparta no es inmune al final. Pero es fascinante. Vale la pena leer este libro. Pero prepárate para un largo camino. . más


Historia

Establecimiento

Durante las guerras greco-persas, Grecia actuó por primera vez como un sistema político cohesionado. Sin embargo, tras la captura de Bizancio, Esparta estaba ansiosa por poner fin a su participación en la guerra. Los espartanos opinaban que, con la liberación de la Grecia continental y las ciudades griegas de Asia Menor, el propósito de la guerra ya se había alcanzado. Quizás también existía la sensación de que sería imposible establecer una seguridad a largo plazo para los griegos asiáticos. A raíz de Mycale, el rey espartano Leotychides había propuesto trasplantar a todos los griegos de Asia Menor a Europa como el único método para liberarlos permanentemente del dominio persa. Xanthippus, el comandante ateniense en Mycale, había rechazado furiosamente esto: las ciudades jónicas eran originalmente colonias atenienses, y los atenienses, si nadie más, protegerían a los jonios. Esto marcó el punto en el que el liderazgo de la alianza griega pasó efectivamente a los atenienses. Con la retirada espartana después de Bizancio, el liderazgo de los atenienses se hizo explícito.

La débil alianza de ciudades-estado que había luchado contra la invasión de Jerjes había sido dominada por Esparta y la liga del Peloponeso. Con la retirada de estos estados, se convocó un congreso en la isla sagrada de Delos para instituir una nueva alianza para continuar la lucha contra los persas, de ahí la designación moderna de "Liga de Delos". Según Tucídides, el objetivo oficial de la Liga era "vengar los agravios que sufrieron al devastar el territorio del rey". En realidad, este objetivo se dividió en tres esfuerzos principales: prepararse para una futura invasión, buscar venganza contra Persia y organizar un medio para dividir el botín de guerra.

Hegemonía ateniense

La Liga luchó intermitentemente con Persia hasta 450, cuando un tratado formalizado estableció una paz duradera en Asia Menor. Sin embargo, esta guerra dio a los atenienses una justificación para trasladar el tesoro de la Liga de Delos a Atenas.

Esto, además del papel de Atenas en sofocar las rebeliones de otras ciudades estado, solidificó su posición como líder de la liga. La mayoría de los fondos de las ligas se destinaron a promover el poder ateniense. Tras el ostracismo de Cimón en el 461 a. C., la Liga descuidó su alianza con Esparta y comenzó a aliarse con los enemigos de Esparta. Esto provocó una enemistad entre Esparta y Atenas, que finalmente culminaría en la Guerra del Peloponeso.

Situación de posguerra

Tras la derrota de los espartanos, la Liga creció para incorporar la mayor parte de Arcadia y la mayoría de las ciudades democráticas de la península del Peloponeso. Atenas, y por lo tanto la Liga, era ahora la potencia militar más grande de Grecia, solo rivalizada por la Alianza Boetiana de facto.

Después de la Guerra de Boetia, Atenas fue efectivamente la capital de Grecia, y casi todas las ciudades-estado se vieron obligadas a pagar tributo o brindar asistencia militar. Eventualmente, esto se formalizaría con las reformas de Alkaios, que marcaron el comienzo del Imperio ateniense.


Tales de Mileto

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Tales de Mileto, (Nació C. 624–620 a. C. - falleció C. 548-545 a. C.), filósofo reconocido como uno de los legendarios Siete Sabios, o Sophoi, de la antigüedad. Se le recuerda principalmente por su cosmología basada en el agua como la esencia de toda la materia, con la Tierra como un disco plano flotando en un vasto mar. El historiador griego Diógenes Laërtius (floreció en el siglo III d. C.), citando a Apolodoro de Atenas (floreció en 140 a. C.), colocó el nacimiento de Tales durante la 35a Olimpiada (aparentemente un error de transcripción debería leer la 39a Olimpiada, C. 624 a. C.) y su muerte en la 58ª Olimpiada (548-545 a. C.) a la edad de 78 años (ver filosofía occidental: los filósofos presocráticos).

No sobrevive ningún escrito de Tales y no existen fuentes contemporáneas. Por tanto, sus logros son difíciles de evaluar. La inclusión de su nombre en el canon de los legendarios Siete Sabios llevó a su idealización, y se le atribuyeron numerosos actos y dichos, muchos de ellos sin duda falsos, como “Conócete a ti mismo” y “Nada en exceso”. Según el historiador Herodoto (C. 484–C. 425 a. C.), Tales fue un estadista práctico que abogó por la federación de las ciudades jónicas de la región del Egeo. El poeta-erudito Calímaco (C. 305–C. 240 a. C.) registró una creencia tradicional de que Tales aconsejaba a los navegantes que se guiaran por la Osa Menor (Ursa Minor) en lugar de por la Osa Mayor (Ursa Major), ambas constelaciones prominentes en el hemisferio norte. También se dice que utilizó sus conocimientos de geometría para medir las pirámides egipcias y calcular la distancia desde la costa de los barcos en el mar. Aunque estas historias son probablemente apócrifas, ilustran la reputación de Thales. El poeta-filósofo Jenófanes (C. 560–C. 478 a. C.) afirmó que Tales predijo el eclipse solar que detuvo la batalla entre el rey Alyattes de Lydia (reinó C. 610–C. 560 a. C.) y el rey Cyaxares de Media (que reinó entre 625 y 585 a. C.), evidentemente el 28 de mayo de 585. Los estudiosos modernos creen, sin embargo, que no pudo haber tenido el conocimiento para predecir con precisión ni la localidad ni el carácter de un eclipse. . Por lo tanto, su hazaña aparentemente fue aislada y solo aproximadamente Herodoto habló de su predicción del año solo. El hecho de que el eclipse fuera casi total y ocurriera durante una batalla crucial contribuyó considerablemente a su exagerada reputación como astrónomo.

A Thales se le atribuye el descubrimiento de cinco teoremas geométricos: (1) que un círculo está dividido en dos por su diámetro, (2) que los ángulos en un triángulo opuestos a dos lados de igual longitud son iguales, (3) que los ángulos opuestos formados por intersección las líneas rectas son iguales, (4) que el ángulo inscrito dentro de un semicírculo es un ángulo recto, y (5) que un triángulo se determina si se dan su base y los dos ángulos en la base. Sin embargo, sus logros matemáticos son difíciles de evaluar debido a la antigua práctica de atribuir descubrimientos particulares a hombres con una reputación general de sabiduría.

La afirmación de que Tales fue el fundador de la filosofía europea se basa principalmente en Aristóteles (384-322 a. C.), quien escribió que Tales fue el primero en sugerir un único sustrato material para el universo, a saber, el agua o la humedad. Según Aristóteles, Tales también sostenía que "todas las cosas están llenas de dioses" y que los objetos magnéticos poseen almas en virtud de su capacidad para mover el hierro, siendo el alma lo que, según el punto de vista griego, distingue los seres vivos de los inanimados, y el movimiento y el cambio ( o la capacidad de moverse o cambiar otras cosas) es característica de los seres vivos.

La importancia de Tales radica menos en su elección del agua como sustancia esencial que en su intento de explicar la naturaleza mediante la simplificación de los fenómenos y en su búsqueda de causas dentro de la naturaleza misma más que en los caprichos de los dioses antropomórficos. Como sus sucesores, los filósofos Anaximandro (610-546 / 545 a. C.) y Anaxímenes de Mileto (florecieron C. 545 bce ), Thales is important in bridging the worlds of myth and reason.

The Editors of Encyclopaedia Britannica This article was most recently revised and updated by Erik Gregersen, Senior Editor.


Otras lecturas

Burn, A. R. Persia and the Greeks: The Defence of the West, c. 546-478 B.C. Duckworth, 1984.

Herodoto. The History. University of Chicago Press, 1987.

Hignett, C. Xerxes' Invasion of Greece. Oxford University Press, 1963.

Lazenby, J. F. The Spartan Army. Aris and Phillips, 1985.

Bury, J. B. A History of Greece to the Death of Alexander the Great. Macmillan, 1917.

Connolly, Peter. Greece and Rome at War. Macdonald Pheobus, 1981.

Hooker, J. F. The Ancient Spartans. J. M. Dent, 1980.

Michell, H. Sparta. Cambridge University Press, 1964.

Warry, John. Warfare in the Classical World. St. Martin's Press, 1980. □


From Delian League to Athenian Empire

At first each polis liberated from Persia was expected to join the league and contribute ships for the common navy. However, most of these states were so small that the construction and maintenance of even one ship was a heavy burden. Therefore, most of these states started paying money to Athens which used their combined contributions to build and man the League's navy. This triggered a feedback cycle where Athens came to have the only powerful navy in the Aegean, putting the other Greeks at its mercy. Athens could then use its navy to keep league members under control, forcing them to pay more money to maintain the fleet which kept them under control, and so on.

The changing nature of the league became apparent a decade after the defeat of the Persians when the island states of Naxos (469 B.C.) and Thasos (465 B.C) felt secure enough to try to pull out of the League. However, Athens and its navy immediately pushed them back in, claiming the Persian threat was still there. The Naxians and Thasians could do little about it since the only navy they had was the one they were paying Athens to build and man. And that was being used to keep them enthe League so they could keep paying Athens more money. The Delian League was turning into an Athenian Empire.

The cycle supporting Athens' grip on its empire also supported (and was itself reinforced by) another feedback loop that expanded and supported the Athenian democracy. It started with the empire needing the fleet as its main source of power and control. Likewise, the fleet needed the poor people of Athens to serve as its rowers. Since these people, even more than the middle class hoplites, were the mainstay of Athens' power, they gained political influence to go with their military importance, thus making Athens a much more broadly based democracy. The poor at Athens in turn needed the empire and its taxes to support their jobs in the fleet and their status in Athens. This fed back into the empire needing the navy, and so on.

The Athenian democracy likewise strongly enforced collection of league dues to maintain what in essence was now an "imperial democracy. Thus the navy was the critical connecting link between empire and democracy, holding the empire together on the one hand, while providing the basis for democratic power on the other. The Athenian democratic leader, Pericles, especially broadened Athenian democracy by providing pay for public offices so the poor could afford to participate in their polis' government.

Athens further tightened its hold on its empire by settling Athenian citizens in colonies ( cleruchies) on the lands of cities it suspected of disloyalty, making their subjects come to Athens to try certain cases in Athenian courts, thus supplying them with extra revenues, and moving the league treasury from its original home on the island of Delos to Athens where the Athenians claimed it would be safer from Persian aggression. Athens installed or supported democracies in its subject states, feeling they would be friendlier to Athenian policies since they owed their power to Athens. It also allowed the minting and use of only Athenian coins. This provided the empire with a stable and standard coinage as well as exposing everyone in the empire to Athenian propaganda every time they looked at a coin and saw the Athenian symbols of the owl and Athena.

When Pericles came to power in 460 B.C.E., the Athenians were trying to extend their power and influence in mainland Greece while also supporting a major revolt against the Persians in Egypt. However, Athens overextended itself in these ventures that, after initial successes, both failed miserably. Sparta led a coalition of Greeks to stop Athens' expansion in Greece, while the Persians trapped and destroyed a large Athenian fleet on the Nile by diverting the course of the river and leaving the Athenian ships stuck in the mud. As a result, Pericles abandoned Egypt to the Persians, left the rest of mainland Greece to the other Greeks, and restricted Athens' activity to consolidating its hold on its Aegean empire. By 445 BC, peace Persia and Sparta, recognizing each others' spheres of control allowed Athens to concentrate on more cultural pursuits which flourished in a number of areas.

In sculpture, the severe classical style succeeded the stiffer Archaic style after the Persian Wars. One key to this was the practice, known as contrapposto, of portraying a figure with its weight shifted more to one foot than the other, which, of course is how we normally stand. The body was also turned in a more naturalistic pose and the face was given a serene, but more realistic expression. The severe style was quite restrained and moderate compared to later developments, expressing the typical Greek belief in moderation in all things, whether in art, politics, or personal lifestyle. The overall result was a lifelike portrayal of the human body that seemed to declare the emergence of a much more self assured humanity along with Greek independence from older Near Eastern artistic forms. Other art forms showed similar energy and creativity.

In architecture, Pericles used the surplus from the league treasury for an ambitious building program, paid for with funds from the league treasury to adorn Athens' Acropolis. This also provided jobs for the poor, resulting in widespread popular support for Pericles' policies. Foremost among these buildings was the Parthenon. Constructed almost entirely of marble (even the roof) it is considered the pinnacle of Classical architecture with its perfectly measured proportions and simplicity. Ironically, there is hardly a straight line in the building. The architects, realizing perfectly straight lines would give the illusion of imperfection, created slight bulges in the floor and columns to make it look perfect. Although in ruins from an explosion in 1687 resulting from its use as a gunpowder magazine, the Parthenon still stands as a powerful, yet elegant testament to Athenian and Greek civilization in its golden age.

Another important, if less spectacular art form that flourished at this time was pottery. Around 530 B.C., the Greeks developed a new way of vase painting known as the red figure style. Instead of the earlier technique of painting black figures on a red background (known as the black figure style), potters put red figures on a black background with details painted in black or etched in with a needle. This technique, combined with the refined skills of the vase painters' working on such an awkward surface, gave Athenian pottery unsurpassed beauty and elegance, putting it in high demand throughout the Mediterranean.

In addition to its artistic value, Athenian pottery provides an invaluable record of nearly all aspects of Greek daily life, especially ones of which we would have little evidence otherwise, such as the lives of women, working conditions and techniques of various crafts, and social (including sexual) practices. Given these themes and the large number of surviving pieces, Greek pottery also reflected the more democratic nature of Greek society, since it was available to more people than had been true in earlier societies where high art was generally reserved for kings and nobles with the power and wealth to command the services of artisans.

Possibly the most creative expression of the Greek genius at this time was in the realm of tragic and comic drama, itself a uniquely Greek institution. While still sacred to the god of wine and revelry, Dionysus, Greek drama at this time developed into a vibrant art form that also formed a vital aspect of public discourse on contemporary problems facing the Athenian democracy. However, being part of a state supported religious festival still overtly concerned with religious or mythological themes, the tragedians' expressed their views indirectly by putting new twists on old myths. This kept discussion of the themes treated in the plays on a more remote and philosophical level. That, in turn, allowed the Athenians to reflect on moral issues that were relative to, if not directly about, current problems that they could then understand and deal with more effectively.

For example, Sophocles' Edipo Rey on one level was about flawed leadership which, no matter how well intentioned, could lead to disastrous results, in this case a plague afflicting Thebes for some mysterious reason. However, this play was produced soon after a devastating plague had swept through Athens and killed its leader, Pericles, who had led Athens into the Peloponnesian War. must have given the Athenians watching it reason to reflect on their own similar problems and what had caused them.

Greek comedy was best represented by Aristophanes, sometimes referred to as the Father of Comedy. Whereas Greek tragedians expressed their ideas with some restraint, comedy cut loose practically all restraints in its satirical attacks on contemporary policies, social practices, and politicians. Where else, in the midst of a desperate war, could one get away with staging such anti-war plays as Lisístrata, where the women of warring Athens and Sparta band together in a sex strike until the men come to their senses and end the war?

Such freedom of expression was also found in the realm of philosophy. We have seen how the most famous philosopher of the time, Socrates, "called philosophy down from the skies" to examine moral and ethical issues. In addition to Socrates, there arose a number of independent thinkers, referred to collectively as the Sophists, who were drawn to Athens' free and creative atmosphere. Inspired by the rapid advances in the arts, architecture, urban planning, and sciences, they believed human potential was virtually unlimited, One Sophist, Protagoras, said that, since the existence of the gods cannot be proven or disproven, Man is the measure of all things who determines what is real or not. This opened the floodgates to a whole variety of new ideas that also challenged traditional values. In his play, Las nubes, Aristophanes mercilessly satirized the Sophists as men who boasted they could argue either side of an argument and make it seem right. This belief that there is no real basis for truth would especially affect a younger generation of Athenians. Some of them, ungrounded in any sense of values, would mistake cleverness for wisdom and lead Athens down the road to ruin.

It is incredible to think that Western Civilization is firmly rooted in this short, but intense outpouring of creative energy from a single city-state with perhaps a total of 40,000 citizens. However, Athens' golden age would be short-lived as growing tensions would trigger a series of wars that would end the age of the polis.



Comentarios:

  1. Brus

    Tienes una elección difícil

  2. Newlin

    ya vio

  3. Macewen

    Estas equivocado. Te invito a discutir. Escribe en PM.

  4. Mischa

    Por supuesto. Estoy de acuerdo contigo.

  5. Mazujinn

    ¿Hay análogos?



Escribe un mensaje